Konoha-Kodokat

conoce todo acerca del anime y de nuestro grupo
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Un amor y una muerte sin fin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Leslie12Otaku

avatar

Cantidad de envíos : 5
Edad : 21
Localización : En la cima de la montaña divisando las estrellas,y pensando en las almas que descansan en paz
Fecha de inscripción : 08/09/2008

MensajeTema: Un amor y una muerte sin fin   Lun Sep 08, 2008 10:20 pm

Kiaaa aleluya puedo publicar mi primer fic *.* comente bonito *-* Very Happy


[b]Junio 21, 2008.

—¡Sakura!

Una voz ronca y chillona la llamó.

Sorprendida, frunció el ceño; y con una sonrisa, buscó entre la gente. Encontró lo que esperaba: una cabellera rubia, unos ojos azules, sinceros; y una sonrisa enorme de felicidad.

—Naruto -susurró ella, antes de correr a abrazar a aquel chico.

Se estrecharon uno al otro con tanta fuerza, que no fueron necesarias las palabras para decir que se habían extrañado y en verdad les daba gusto verse.

—¿Cómo has estado, Sakurita? –le preguntó mirándola a los ojos… examinándola.

Ella asintió, igual, contenta.

Recogieron la pequeña maleta de la chica y salieron del aeropuerto. Rumbo a casa de Sakura.

—Qué mala –soltó Naruto, ya en el auto-. No habías llamado en tres años –le reprochó a su amiga.

Ella sonrió suavemente.

—Perdóname –fue todo lo que le dijo.

—Ya no importa –decidió Naruto enseguida -estás de regreso y… esta vez, no permitiré que te vayas –le advirtió más tarde.

Ella sonrió… feliz por su amenaza.

—Oye, Sakura -la llamó luego de un rato-. ¿No crees… no crees que sería bueno que te quedaras en mi casa?

La chica sonrió con mofa.

—Naruto… ya hablamos de eso por teléfono –le recordó-. Ya todo está bien –aseguró ella.

Naruto menguó una sonrisa suave… incrédulo.

Llegaron al departamento de la chica, y mientras él baja su maleta, ella se encaminaba a la puerta del lugar… tardó un poco encontrar aquella vieja llave entre su bolso. Cuando por fin lo hizo… se quedó mirando el objeto. Pero no en su mano… cuando estuvo por meter el metal a la cerradura… se quedó mirándolo.

De momento, vino a su mente… recordó aquellas veces que hacía eso.

Tragó saliva…

—¿Y luego por qué trajiste tantas cosas, Sakura? –la pregunta de Naruto la hizo reaccionar.

Él había soltado uno de sus acostumbrados sarcasmos sobre el peso de la maleta. No pesaba nada, ¿qué es lo que podría traer ahí?

“Porque sólo eso necesito… no me quedaré mucho tiempo.” Le hubiese gustado decir a ella. Sin embargo, sonrió y dijo:

—Tengo todas mis cosas aquí, ¿recuerdas? No hay para qué traer más.

Sí, Naruto lo recordaba. Perdió la sonrisa el rubio… ella se había tenido que marchar un día de repente.

Entraron al lugar, y al aspirar el aroma, Sakura hizo un gesto de desagrado: humedad.

Olía a humedad. Su hogar, que antes tenía siempre aromas frescos o florales… olía a humedad.

Fue rápido a la cortina más próxima y la corrió, luego abrió la ventana y respiró profundo. Se volvió y miró por completo la sala.

Miró a Naruto menguar una sonrisa pequeña y lastimosa… llena de nostalgia.

También él lo extrañaba…

—¿Quieres que te ayude a limpiar? –ofreció luego a la chica.

Estaban sentados en el sofá, el que tuvieron que golpetear un poco para sacar el polvo de la tela.

La última vez que estuvieron ahí… no hubo tiempo de cubrirlos con telas. Todo estaba repleto de polvo.

—Mhm mmh –negó ella-. Lo haré yo misma, tú trabajas mañana temprano –le recordó con una sonrisa.

Naruto puso mala cara y suspiró.

—Tienes razón –aceptó con tristeza luego.

Se quedó apenas un poco con ella, conversando. Luego se marchó… despidiéndose con un beso y la promesa de regresar al día siguiente, luego del trabajo.

Una vez que se hubo sola, respiró profundo y cerró sus ojos. Se recostó en el sofá… tomando fuerzas. Sonrió y miró la sala una vez más: todo lucía tal y cómo ella lo había dejado.

Adornos, desórdenes… fotografías.

Intentado ignorar aquello, se puso de pie y se encaminó a su habitación… a la que en algún tiempo, fue su habitación. Abrió la puerta con cuidado, la recorrió por completo. Miró la cama destendida, tal y cómo la vio por última vez, la televisión con una blusa encima… sonrió. Ya no recordaba que dejó esa blusa ahí.

Entró y su mirada fue sola hasta el closet, miró una camisa blanca… la manga de una camisa blanca saliendo de ahí. Lo cerró inmediatamente.

Suspiró y salió de ahí… frunció el ceño al hacerlo. Ella no había ido ahí para eso, para correr… para huir. Ella había ido para continuar con su vida. Y ése era su departamento… y ésa era su vida.

Entró de nuevo y abrió por completo el closet… suspiró.

Miró hacia la cama y cogió el edredón, lo levanto y tosió por el polvo. Lo tiró al suelo y luego quitó las sábanas… las sábanas con manchas amarillas en el centro; levantó una ceja.

Era de día, pero el país de donde venía ella, seguro debía ser media noche; el cambio de horarios la iba a matar pronto si no dormía por lo menos un poco, dedujo. Entonces, lo primero, era limpiar la cama.

Tiró las vestiduras de la cama a la alfombra y luego miró de nuevo al closet… tenía que encontrar un lugar para poner su ropa. Caminó hasta él y comenzó a sacar blusas viejas revueltas con camisas blancas, azules, negras… ninguna de las últimas era de su talla.

Intentó sacarlas sin prestarle atención a eso
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/Haruhi12Suzumiya
 
Un amor y una muerte sin fin
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» De amor y de muerte (Cuento corto)
» Amor y muerte en el jardín (Amore e morte nel giardino degli dei) 1972
» Malzieu vuelve con "Metamorfosis del cielo", un cuento de amor y muerte
» La segunda muerte de oliver queen
» AMOR ETERNO...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Konoha-Kodokat :: FansFics-
Cambiar a: